La ética profesional en los estudiantes de Derecho

stock-photo-38640558-smiling-professor-in-the-classroom.jpg

Hace algunos años, un estudiante me pidió orientación sobre cómo puede hacer el profesor universitario para preparar al estudiante de la carrera de Derecho en el perfil profesional correspondiente a su profesión. Aquí les comparto mis comentarios:

En primer orden, es importante resaltar la importancia de estudiar la ética como cátedra dentro de la carrera de Derecho, en razón de que a través de ella se formará al estudiante en el perfil que debe asumir en el ejercicio de la profesión que ha decidido estudiar.

Asimismo, permite al estudiante familiarizarse con las leyes y principios morales que rigen la profesión del Abogado.

No obstante, más allá de cualquier enseñanza teórica que se pueda impartir al estudiante, no hay mejor manera de hacerles aprender y aprehender los principios éticos que a través del ejemplo de los docentes que a lo largo de la carrera tendrá la oportunidad de conocer; es el aprendizaje a través de la observación, por cuanto es determinante para que puedan quedar bien arraigados los conocimientos que imparte cualquier docente, y en especial los relacionados con la ética, la moral, el buen proceder, que el alumno se sienta identificado con el docente, y más aún que el docente predique con el ejemplo; definitivamente cuando el docente goza del respeto, credibilidad y hasta en cierto punto de la admiración de sus alumnos, puede más fácilmente hacerles llegar cualquier mensaje, información, o contenido, bien sea relacionado con la cátedra que enseña o con cualquier aspecto de la vida en general.

En ese sentido, buena parte de la formación ética y profesional que recibirán los estudiantes de Derecho estará marcada por la calidad profesional y personal de sus profesores.

Ahora bien, además del ejemplo que pueda dar el docente con su actuar, ostentando algunas cualidades que sirvan de modelo a seguir para sus alumnos, como la imagen personal, la expresión corporal y oral, la manera como resuelve los conflictos que puedan presentarse en el aula, siempre tratando de utilizar en lo posible mecanismos de mediación, utilizando un lenguaje respetuoso, mostrando una conducta decorosa tanto en el salón de clase como fuera de él, tanto dentro del recinto universitario como fuera de él, siendo puntual y responsable, entre otros aspectos importantes, existen mecanismos muy precisos que puede utilizar para ayudar al alumno a perfilarse en la ética de un abogado.

Por ejemplo, lo primordial de todo Abogado de conformidad con el Código de Ética Profesional del Abogado en Venezuela, es que debe tener como norte de sus actos servir a la justicia, este principio bien puede el docente enseñarlo a los alumnos con su propio actuar justo dentro del salón de clase, aplicando las normas a todos por igual, siendo justo en la manera de evaluar y de corregir, dando las mismas oportunidades a cada uno, siendo igual de estricto o flexible con cada alumno, pero sobre todo haciendo llamados de atención con la misma vehemencia tanto cuando el alumno haya obrado mal, como cuando haya obrado bien, y una que otra vez mostrando con humildad que también puede equivocarse y rectificar de ser preciso.

De igual forma, el mismo Código referido, señala que el Abogado debe fraternizar con sus colegas, siendo respetuoso y cordial en todo momento, lo cual también se puede formar en los alumnos, tanto no expresándose mal de los demás docentes, como fomentando en el salón el respeto mutuo entre todos los estudiantes, promoviendo la solidaridad y el trabajo en equipo, no permitiendo que se desarrolle una competencia malsana, que de hacerse críticas sean siempre constructivas.

Por otra parte, el Abogado debe ser puntual tanto en los actos que deba asistir en un tribunal, como en las reuniones que haya establecido con algún cliente o algún colega, asimismo el docente puntual y que además refuerce constantemente la puntualidad en los alumnos estará contribuyendo en la formación ética de los estudiantes de derecho.

El Abogado debe mantener en todo momento una conducta decorosa, honorable, digna, es por ello que el abogado-docente debe mantener esa misma conducta en el aula, evitando incurrir en actitudes que vayan contra esos principios, y orientando al alumno de tal manera que poco a poco se vaya enmarcando en esos preceptos, indicándole cuando su actuar no sea el adecuado.

Finalmente, se puede indicar como último ejemplo, el hecho de que la apariencia personal es muy importante para los abogados, existen ciertas vestimentas con las cuales no puede ingresar al recinto de un tribunal, en ese sentido el docente puede ir formando ese hábito, al exigirle al alumno unas normas mínimas en el vestir, y en ocasiones, cuando se trate de actividades más protocolares como exposiciones o exámenes orales, requerirles un vestir más formal, sobrio, acorde con el momento.

De todo lo anterior se desprende, que en la medida en que los abogados que ejercen la docencia en la Escuela de Derecho, muestren una actitud apegada a los preceptos éticos que caracterizan su profesión, será más efectiva la formación de los alumnos en esos preceptos, y es por ello que la Universidad a través de sus autoridades competentes es la responsable de velar porque todos los docentes cumplan con esas características personales, para que haya unidad de criterios en ese sentido, y no suceda que mientras algunos docentes se esmeran por cuidar todos los aspectos descritos, otros no hagan el mínimo esfuerzo o peor aún actúen en total desapego al deber ser, a los principios morales y éticos.

2 pensamientos en “La ética profesional en los estudiantes de Derecho

  1. Carlos Ruben Cardozo

    Muchas gracias por este articulo; ademas del contexto del pensamiento critico que debe el abogado a la misma profesion, esta de frente a una sociedad cada vez mas sediento de credibilidad y reconocimiento hacia los profesionales que fungen en el campo jurido.

    Responder
  2. Adib de J. Briceño T.

    Es muy importante tener en cuenta la ëtica en el ejercicio del Derecho y por lo tanto se hace necesario exigirle a los alumnos de pregrado la orientación al respecto, pues desde las aulas debe comenzar la formación de los nuevos abogados.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s