Los Estados como Personas Territoriales del Derecho Público

Las personas o entidades públicas se dividen en territoriales y no territoriales. En las primeras, el territorio constituye un elemento esencial, y sobre él la entidad ejerce ciertos derechos. Estas entidades juegan un papel fundamental en la división territorial del Estado.

En las entidades no territoriales el territorio no es un elemento esencial; es solamente el espacio físico donde puede la entidad ejercer su actividad.

Ahora bien, en el caso del derecho público venezolano son entidades territoriales:la República, los Estados y los Municipios, siendo los Estados los que interesan en el presente informe.

Se desprende de todo lo anterior que los Estados de la unión venezolana  no son simples divisiones geográficas y administrativas dela República, cada uno de ellos tiene personalidad jurídica, es decir, es un sujeto de derecho, lo que significa que cada Estado tiene capacidad jurídica para adquirir bienes y toda clase de derechos, para contraer obligaciones y comparecer en juicio, como demandante y como demandado.

Los estados son las entidades políticas que componenla Nación, señaladas en el ordinal 1º del artículo 19 del Código Civil, en la enumeración de personas jurídicas. Es por ello que los Estados son, personas jurídicas públicas.

Asimismo,la Constitucióndela República Bolivarianade Venezuela, establece en su Artículo 16 que “Con el fin de organizar políticamentela República, el territorio nacional se divide en el de los Estados, el del Distrito Capital, el de las dependencias federales y el de los territorios federales. El territorio se organiza en Municipios”.

Soberanía y Autonomía

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 159 dela Constitución, los Estados son entidades autónomas e iguales en lo político, con personalidad jurídica plena, y quedan obligados a mantener la independencia, soberanía e integridad nacional.

La Constituciónvenezolana dictada en1864, araíz del triunfo dela Revolución Federal, y casi todas las que la siguieron hasta la de 1936, inclusive, declararon que los Estados se reservan la soberanía no delegada expresamente en el Poder dela Unión. Entales Constituciones se acogió, pues la doctrina de la distribución de la soberanía entre el Estado Nacional y los Estados integrantes dela Unión.

Enla Constituciónactual, igual que en las de 1947 y 1953, no se habla de soberanía de los Estados. El texto constitucional se limita a proclamar la autonomía de los Estados. La autonomía consiste en la aptitud para darse sus propias normas de gobierno y administración dentro de los límites fijados por el pacto fundamental. No creemos que en ningún régimen federal pueda hablarse con propiedad de la soberanía de los Estados, ya que es rasgo esencial del federalismo que los Estados se den sus propias instituciones, sin intervención del poder central, pero con sujeción al pacto federal, y esto último basta para descartar la idea de soberanía.

Reparto de Competencias

En el Estado Federal, escribe Linares Quintana (citado en Lares, 2001), las atribuciones políticas esenciales están distribuidas o repartidas en dos órdenes gubernativas diferentes: el gobierno central y los gobiernos locales, que coexisten, armónica y coordinadamente dentro del mismo territorio.

En efecto, bajo el sistema federal, los poderes de gobierno y administración están divididos entre el gobierno nacional y los gobiernos de los Estados, por lo cual ofrece capital importancia la determinación exacta de la esfera de actividad atribuida a cada una de estas entidades. El reparto de competencias entre el poder nacional y el poder de los Estados es el problema más importante para resolver a la hora de organizar un Estado federal. Los criterios seguidos para el establecimiento del deslinde de competencias han sido los siguientes: 1º) Enumeración de todas las materias sobre las que se confiere competencia al poder nacional por un lado, y a los gobiernos estatales por el otro; 2º) Enumeración de las materias atribuidas al gobierno nacional, y reserva de los poderes remanentes a los gobiernos estatales; 3º) Enumeración de las materias que corresponden al gobierno de los Estados y reserva de las materias no enumeradas al gobierno nacional.

En Venezuela se ha acogido el segundo de los criterios expuestos, esto es, el de la enumeración de materias atribuidas al poder nacional y de reserva a los Estados de las materias no enumeradas.

Segúnla Constituciónde 1864, «los Estados que forman la unión venezolana reconocen recíprocamente sus autonomías, se declaran iguales en entidad políticas y conservan en toda su plenitud la soberanía no delegada expresamente en esta, Constitución» (Artículo 12). Esa disposición aparece corroborada por el Artículo 90 de esa misma Constitución, que expresa: «Todo lo que no esté expresamente atribuido ala AdministraciónGeneraldela Uniónen esta Constitución, es de la competencia de los Estados».

El citado principio sólo se eclipsó enla Constituciónde 1953, conforme a la cual competía al poder nacional toda materia no atribuida enla Constitucióna otros poderes (numeral 20, Artículo 60).

Enla Constituciónactual se reconoce el poder de los Estados en las materias no enumeradas, al disponer que «todo lo que no corresponda, de conformidad con esta Constitución, a la competencia nacional o municipal» es la competencia de cada Estado.

Materias de la Competencia de los Estados

Corresponde a la competencia exclusiva de los Estados, conforme al artículo 164 dela Constitución: a) Dictar su Constitución para organizar los poderes públicos; b) La organización de sus Municipios y demás entidades locales y su división político-territorial; e) La administración de sus bienes y la inversión y la administración de sus recursos, incluso de los provenientes de transferencias, subvenciones o asignaciones especiales del Poder Nacional, así como de aquellos que se le asignen como participación en los tributos nacionales; d) La organización, recaudación, control y administración de los ramos tributarios propios, según las disposiciones de las leyes nacionales y estadales; e) El régimen y aprovechamiento de minerales no metálicos, no reservados al Poder Nacional, las salinas y ostrales y la administración de las tierras baldías en su jurisdicción; f) La organización de la policía y la determinación de las ramas de este servicio atribuidas a la competencia municipal; g) La creación, organización, recaudación, control y administración de los ramos del papel sellado, timbres y estampillas; h) La creación, régimen y organización de los servicios públicos estadales; i) La ejecución, conservación, administración y aprovechamiento de las vías terrestres estadales; j) La conservación, administración y aprovechamiento de carreteras y autopistas nacionales, así como de puertos y aeropuertos de uso comercial; k) La competencia residual, esto es, todo lo que no corresponde, de conformidad conla Constitución, a la competencia nacional o municipal.

Organización de los Poderes Públicos

Corresponde a los Estados, organizar sus poderes públicos conforme a los principios establecidos por el pacto fundamental de la unión. El Consejo Legislativo de cada Estado dicta una Constitución y algunas leyes que la complementan en lo relativo a la organización del gobierno, tales comola Ley Orgánica de Régimen Político yla Leyde Juramento de Empleados públicos. De acuerdo conla Ley Orgánicade Descentralización anteriormente citada, el Consejo Legislativo deberá dictar leyes sobre las materias transferidas al poder de los Estados. Conviene observar que las Constituciones Estada1es son dictadas conforme al procedimiento ordinario instituido en los Estados para la formación de las leyes; por lo tanto, no existe supremacía de dichas constituciones estadales sobre las demás leyes dictadas por los Consejos Legislativos. Las constituciones de los Estados son leyes ordinarias de igual rango de las demás leyes sancionadas por dichos Consejos.

Existe, en cambio, preeminencia o supremacía dela Constitucióndela Repúblicasobre las constituciones y demás leyes de los Estados. Corresponde al Tribunal Supremo de Justicia declarar la nulidad total o parcial de las leyes estadales, entre las cuales quedan incluidas las constituciones de los Estados, cuando colidan conla Constitucióndela República.

Como esta Constitución traza las líneas esenciales de la organización de los poderes públicos de los Estados, los Consejos Legislativos sólo tienen competencia para desarrollar aquellos principios, nunca para modificarlos, menos aun para contrariados, de donde deriva una casi uniformidad en la organización de los poderes públicos de los diversos Estados.

 Los Poderes Públicos de los Estados

Los Poderes Públicos de los Estados son: el Legislativo y el Ejecutivo.

No hay Poder Judicial de los Estados, pues la administración de justicia corresponde, segúnla Constitución, a la competencia del Poder Nacional. Por lo tanto, los tribunales que actúan en los Estados son órganos del Poder Nacional.

Tampoco pertenece a los Estados el Poder Municipal, pues este es independiente del Poder Nacional y del Poder de los Estados. Sobre estas cuestiones elementales en algunos Estados las constituciones contienen expresiones inexactas, pues en ellas se incluyen al poder judicial y al poder municipal como ramas integrantes del poder público de los Estados.

EL GOBERNADOR COMO JEFE DEL EJECUTIVO ESTADAL Y AGENTE DEL PODER NACIONAL

En cada Estado el Jefe del Poder Ejecutivo es el Gobernador.

La Constitucióndela Repúblicaen el primer aparte del artículo 160 establece que el Gobernador será elegido por un período de cuatro años por mayoría de las personas que voten.

Para ser Gobernador se requiere ser venezolano por nacimiento, mayor de veinticinco años y de estado seglar, es decir, no ser ministro de ningún culto.

Entre las atribuciones y deberes de los Gobernadores, segúnla Constituciónde los Estados, se destacan las siguientes: nombrar y remover los funcionarios de su dependencia cuya designación no estuviere atribuida a otra autoridad, sin perjuicio de lo que dispongan las leyes sobre carrera administrativa; presentar al Consejo Legislativo un informe sobre su administración durante el año inmediatamente anterior; presentar al Consejo Legislativo el proyecto de Ley de Presupuesto; ejercer la potestad reglamentaria respecto a las leyes dictadas por el Consejo Legislativo; decretar créditos adicionales; convocar al Consejo Legislativo a sesiones extraordinarias; decretar obras públicas del Estado y emprenderlas por administración directa o mediante la celebración de contratos con empresas constructoras; negociar los empréstitos que el Estado requiera para su desarrollo económico, con las limitaciones y requisitos establecidos enla Ley Orgánicadela Administración Financieradel Sector Público; crear, modificar o suprimir servicios públicos en receso del Consejo Legislativo, y previa autorización dela Comisión Delegadao Permanente, en caso de urgencia comprobada; ejercer la suprema inspección de la policía del Estado.

El Gobernador, como jefe del ejecutivo, es el jefe dela Administracióny como tal, el superior jerárquico de los órganos y funcionarios adscritos a ella.

Ahora bien, de conformidad conla Ley Orgánicade Descentralización, Relimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público, en su Capítulo VI “De los Gobernadores como Agentes del Ejecutivo Nacional”, establece en su Artículo 22 que “El Gobernador, además de ser el Jefe del Ejecutivo de su Estado, es agente del Ejecutivo Nacional en su jurisdicción y como tal le corresponde:

1. Cumplir y hacer cumplirla Constitucióny Leyes dela República, y ejecutar y hacer ejecutar las órdenes y resoluciones que reciba del Ejecutivo Nacional;

2. Colaborar con el Poder Publico Nacional en la realización de los fines del estado venezolano;

3. Coordinar la acción de las diversas dependencias dela Administración PublicaNacional, Central o Descentralizada, que actúen en su jurisdicción;

4. Participar en los órganos del sistema nacional de planificación del desarrollo económico y social;

5. Participar en los órganos del sistema nacional de regionalización administrativa y actuar como agente del proceso de regionalización; y,

6. Cumplir las demás funciones que le atribuyan las leyes y le encomiende el Ejecutivo Nacional.

  

BIBLIOGRAFÍA

Lares, Eloy. (2001). Manual de Derecho Administrativo. Caracas: Universidad Central de Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s